arteyliteratura



  • ¿Quién me enlaza?

  • Buscar en artículos


    Estadisticas web
  • Categorías

  • Calendario

    <<   Noviembre 2005  >>
    LMMiJVSD
      1 2 3 4 5 6
    7 8 9 10 11 12 13
    14 15 16 17 18 19 20
    21 22 23 24 25 26 27
    28 29 30     
  • Archivos

  • Sindicación

  • Apúntate

  • Enlaces

  • 8 de Noviembre, 2005


    Publicado el 8 de Noviembre, 2005, 6:19

    20051108071510-franciaviolencia.jpg

    Llueve sobre mojado, porque el pasado verano se registraron incendios con víctimas mortales en algunos edificios de la periferia de París donde vivían hacinados los inmigrantes ilegales magrebíes y subsaharianos.

    Los barrios en llamas -cuya población oscila entre los 30.000 y los 150.000 habitantes- alojan índices altísimos de desempleo, violencia y precariedad sanitaria. Incluso esconden penosas realidades de extremismo islámico, incluidas la prácticas de ablación del clítoris. La depresión social, la inadaptación y el
    descuido institucional permanecen como la razón de fondo del conflicto. ¿Qué ejemplos existen de ese abandono?

    Los alcaldes de los suburbios en entredicho denuncian que el Estado ha recortado fondos públicos. Exactamente 300 millones de euros que iban a ser destinados precisamente a estrategias de cohesión social y de alojamiento. Por no hablar del retraso con que se llevan la realización de las viviendas de protección oficial y el adecentamiento de las deterioradas. ¿Quién está detrás de los desórdenes callejeros?

    Lille, Tolouse, Estrasburgo, Marsella, Dijon... han comenzado a contagiarse de la oleada porque los problemas de fondo son los mismos. Empezando por el modelo de integración social. La selección francesa de fútbol juega con siete negros en el equipo titular. En el Parlamento no hay
    ninguno. ¿Cuáles son las consecuencias de la crisis? (Rubén Amon para El Mundo)

    ¿Qué opináis?

    *El diario francés Libération publica hoy que el Primer Ministro Villepin, ante la Asamblea Nacional y en presencia de los principales ministros de su Gabinete, anuncia medidas policiales (Toque de queda por doce días, basado en una ley de 1955, léase guerra de liberación de Algeria), hasta diez meses de cárcel para quienes no lo cumplan, dos mil policías más en lo suburbios, y al mismo tiempo, anuncia el desbloqueo de un presupuesto de cien millones de euros destinado a medidas sociales para la integración racial y social de los inmigrantes , y pide disculpas a la comunidad musulmana por la granada lacrimógena que la policía lanzó ’accidentalmente’ al interior de la mezquita de Clichy-sous-Bois en hora de oración. Villepin reconoce que normalizar la situación tomará su tiempo.