arteyliteratura



  • ¿Quién me enlaza?

  • Buscar en artículos


    Estadisticas web
  • Categorías

  • Calendario

    <<   Noviembre 2005  >>
    LMMiJVSD
      1 2 3 4 5 6
    7 8 9 10 11 12 13
    14 15 16 17 18 19 20
    21 22 23 24 25 26 27
    28 29 30     
  • Archivos

  • Sindicación

  • Apúntate

  • Enlaces

  • Publicado el 28 de Noviembre, 2005, 8:45

                                            20051127215054-un-jour-unseul.jpg

     Cuando escribí sobre el tema de los disturbios en Francia me encontré casualmente con el blog de un joven francés del que desconozco todo, menos su poesía, que me llegó como algo sutil, bello y delicado. Su nombre es Meriem Merghad y me propongo aquí publicar periódicamente alguno de sus poemas.

     Así que ahora que tengo unos momentos de cierta paz, (ya casi termino la corrección de unos trabajos de mis alumnos de bachillerato y dentro de poco comienzo de nuevo con exámenes, ya de fin de trimestre), me he puesto a traducirlo. No es la lengua francesa la que mejor domino y es la primera vez que me atrevo a traducirla. Él no sabe español. Yo no sé si estaría de acuerdo con mi versión de su poesía. He intentado ser lo más literal posible, y conservar el ritmo, el sonido de su música. Ojalá lo haya logrado

    Un jour, un seul,

    A l’aube des paupières ternies,
    le long des chemins qui agonisent,
    Vouloir un seul de tes beaux jours.
     Un jour, un seul,
    Lorsque l’ombre passe et disparaît, sous les gongs de la torture,
    Au-dessus les grandes cités qui s’éternisent,
    Ouvrir la fenêtre et voir un monde meilleur.
     Un jour, un seul,
    A l’ombre des lumières qui illuminent,
    Les trottoirs sales et les poubelles pleines.
     Un jour, un seul,
    Être de cette ville, des ces magasins, des ces voitures de sport.
    Tendre la main, un appel à la rescousse,
    Après les cris du coeur,
    La fracture mentale,
    Posée là, tout près du parlement; agences pour publicitaires.
     Un jour, un seul,
    Paraître et devenir,
    Les deux mains dans la poche, l’air de rien.
    Sourire au temps qui passe.
     Un jour, un seul,
    A l’aube des paupières ternies,
    Vouloir un seul de tes beaux jours.
     Un jour, un seul.
     
    *   *    *    *    *    *
      Un día, uno solo.
    Al amanecer de los párpados empañados,
    A lo largo de los caminos que agonizan,
    Querer uno solo de tus hermosos días.
     Un día, uno solo,
    Bajo la sombra pasa y desaparece, bajo los gongs de la tortura,
    Arriba las grandes ciudades que se perpetúan,
    Abrir la ventana y ver un mundo mejor.
     Un día, un solo,
    A la sombra de las luces que iluminan,
    Las aceras sucias y los cubos de basura llenos.
     Un día, uno solo,
    Pertenecer a esta ciudad, a estos almacenes, a estos descapotables.
    Tender la mano, una llamada de socorro,
    Después de los gritos sinceros,
    La fractura mental,
    Colocada allí, muy cerca del parlamento; agencias para publicitarios.
     Un día, uno solo,
    Parecer y pasar a ser,
    Las dos manos en el bolsillo, el aire de nada.
    Sonreír al tiempo que pasa.
     Un día, uno solo,
    Al amanecer de los párpados empañados,
    Querer uno solo de tus hermosos dias.
     Un día, uno solo.


    Si alguno de vosotros ve algún fallo (o muchos fallos), por favor, no dude en decírmelo, le estaré agradecida