arteyliteratura



  • ¿Quién me enlaza?

  • Buscar en artículos


    Estadisticas web
  • Categorías

  • Calendario

    <<   Diciembre 2017    
    LMMiJVSD
            1 2 3
    4 5 6 7 8 9 10
    11 12 13 14 15 16 17
    18 19 20 21 22 23 24
    25 26 27 28 29 30 31
  • Archivos

  • Sindicación

  • Apúntate

  • Enlaces

  • General

    Artículos y anotaciones generales

    Publicado el 28 de Marzo, 2006, 21:42

    Como mi blog de blogia funciona ya perfectamente, ahí os espero.

    Ya no tiene caso doblar los artículos.

    Un beso, y no me perdáis de vista.

    Gabriela

    Publicado el 15 de Enero, 2006, 21:41

    Hola a todos. Felipe Zayas me pone en el intríngulis de mostraros la imagen que tengo en mi escritorio, por un meme surgido desde el blog de Isidro (Hola, mucho gusto). Paso el testigo al pobre Ramon, que ya ha sido mi víctima anteriormente, a Lety Ricardez, para que nos ponga su imagen de escritorio en cualquiera de sus blogs, a Orfa y  a Fernando.

                                               

    Se trata de una acuarela de Paul Klee: Jardines de Túnez. Klee es uno de mis acuarelistas favoritos. Tan leve y tan escueto, tan poético y tan puro que es difícil describir lo que me sugiere.

    Publicado el 15 de Octubre, 2005, 11:40

    Éste es un post melancólico porque hoy me despedí de mi muñequita linda que se va a Barcelona a ver a su abue y luego a Tarragona a ver a su papá; de ahí coge el avión. Mi muñequita tiene 23 años, pero es una viajera empedernida. Ha viajado por media Europa y Grecia, a veces haciendo autoestop. Está cursando su último año de la carrera de Filología Hispánica en la ciudad de Bologna, en Italia, porque le han concedido una beca Erasmus. Mi muñequita es muchas cosas: es poeta, ha hecho un documental excelente sobre la historia del Bloque feminista en Tarragona, es feminista, es activista antiglobalización, es una gran lectora, es una mujer con las ideas claras y es terca, reivindicativa, a veces insoportable; muy a menudo cariñosa, dulce y de melcocha.
    Mi muñequita nació después de mi fiesta de cumpleaños: yo cumplo el 1 de junio y ella es del 2, de las dos de la mañana. Con el pastel en la boca le dije a Juan:-- ¡Ya vámonos!, y aunque se acababa de poner la piyama y quiso dejarlo para más tarde, conseguí convencerlo de que iba en serio y menos mal, porque si no, nace en un alto o en cualquiera de los topes de la avenida de Taxqueña.
    Yo había hecho mi cursito de parto psicoprofiláctico y estaba muy serena y tranquila, respirando en las contracciones y eso, relajándome. Mi cara era un oasis de paz. Total, que al llegar al Hospital López Mateos nadie me hizo mucho caso. Al fin, conseguí que un médico me viera y me dijo: --¡Pero si ya está usted totalmente dilatada! (¡Pos sí, pensé, yo! ¿no te lo estoy diciendo?). Estaba tan, pero tan dilatada que no pudieron ni llevarme al paritorio y di a luz en la sala de labor. Cuando salió su cabecita, me dijo el doctor: --Es una dama ¡y muy guapa! Era tan bonita como una florecita, pero su mirada ya era crítica y hasta diría irónica. La recuerdo, tapada con la sabanita verde que les ponen, mirándolo todo como diciendo --¿Y a esta mierda de lugar me han venido a traer? Yo estaba tan bien que me hubiera gustado irme con mi muñequita a mi casa, pero no me dejaron. Mi marido se puso una bata de médico para entrar, camuflado. A veces me sorprende. Es tan tímido. Y sin embargo, esa noche se le acercó a un desconocido y le pidió su bata blanca. Yo siempre creí que él iría a mi entierro distraídamente, leyendo un libro de latín medieval. Pero esa noche se portó.
    Durante mucho tiempo, mi muñequita no quiso estar más que con su mamá. Yo fui una madre africana, que los llevaba siempre encima. envueltos en un rebozo. Así que ella chupaba mi lechita y dormía pegadita a mí. Pero despierta no le gustaba estar acostada: le gustaba estar en posición vertical, escrutándolo todo. Dormía muy poco y no se quería desprender de mí.
    A lo largo de estos años hemos tenido muchos problemas y pleitos: nos parecemos demasiado. Pero siempre hemos mantenido esa unión visceral. Yo nunca he querido vivir por ella (ni por ninguno de mis hijos), y aunque a menudo no estoy de acuerdo con lo que hacen, los respeto mucho. Sus idas y venidas desde muy jovencita, como de judío errante... yo también soy nómada o lo he sido hasta hace poco, me han inquietado mucho más de una vez. Sus incursiones en diversas actividades: en actividades políticas, en la poesía o en el cine, me han llenado de satisfacciones. Ella tiene un gran talento del que yo carezco: sabe mezclarse con los grupos, sabe relacionarse con los demás. No es una solitaria. Consigue que lo que hace sea conocido y apreciado por los otros. Tiene habilidades para mí admirables. Anoche, mientras ella leía La desheredada de Galdós y yo escuchaba las Variaciones Goldberg tocadas por Glenn Gould (porque estoy tan constipada que no puedo leer), recordé cuántas veces hemos compartido este espacio común, cada una con lo suyo. Yo con mi guitarra o mis libros o correcciones, ella con sus cosas, y qué dulce y tranquila atmósfera se crea compartiendo la vida y los momentos de paz con aquellos con los que tenemos tantas afinidades. Me enorgullece decir que tenemos muchos y muy variados temas de conversación.
    Y como acabo de despedirme de ella, escribo este post melancólico, aunque sé que pronto nos veremos. Un beso, mi muñequita. Bon voyage!

    Publicado el 11 de Octubre, 2005, 15:07

                                                                    

    Aunque no lo habéis notado, esta semana he estado sometida a tremenda infelicidad.

    El culpable de mis males ha sido el "Mosquito Tigre", que debería llamarse Mosquito Caníbal.
    El mosquito Tigre Asiático (también llamado Aedes Albopictus) ínvadió primero zonas de Europa como Francia e Italia, viajando en los neumáticos de los coches japoneses, y sin saber cómo se aposentó felizmente en mi pueblo, o sea en Sant Cugat del Vallès, en donde ha formado una próspera colonia que se ha extendido ya por Rubí, Sant Quirze del Vallès, y el Vallès Oriental. Parece que su finalidad sería colonizar las zonas húmedas hasta llegar a Asturias, lugar ideal por su meteorología para la supervivencia de su especie. El ídilico pueblecito donde resido, con su monasterio románico y bosques circundantes, debió parecerle ideal de la muerte como punto de partida para sus ansias invasoras e imperialistas: hay muchas casas, muchas piscinas, un campo de golf, fuentes. ¡Agua! Ahí es donde nace, crece y se reproduce.
    La vida del mosquito tiene cuatro etapas: huevo, larva, pupa y adulto. La larva y la pupa se encuentran siempre en agua. Y puede pasar de huevo a adulto en una semana.
    Como otros mosquitos, el mosquito hembra del Tigre Asiático necesita sangre para hacer los huevos. El mosquito morderá muchos tipos de animales, incluyendo personas. Prefiere morder de día, sobre todo por la mañana temprano, o al final de la tarde. La mordedura es mucho peor que la de otros mosquitos, especialmente si hay toda una colonia de mosquitos floreciente como la de Sant Cugat: los mosquitos, como algunos hombres, se envalentonan cuando van en manada.
    El mosquito Tigre Asiático pone sus huevos dentro de los lugares con agua. Éstos pueden ser envases artificiales tales como neumáticos, latas de bebidas, cubos, baños del pájaro y piscinas o pueden ser envases naturales tales como agujeros en árboles y rocas o rieras, como la de Rubí, que llega hasta Sant Cugat.
    Su mordedura es tan dolorosa y persistente que dura varias semanas. Ha habido más de 800 personas afectadas - sólo en Sant Cugat-,que han acudido este año a los Centros de Atención Primaria o a las farmacias del pueblo para pedir auxilio ante el dolor, la hinchazón y la constante picazón que no cesa ni en dos semanas (ni en tres).
    En sus zonas de origen, este mosquito transmite enfermedades como la fiebre del dengue o la encefalitis japonesa, fiebres altas, dolores musculares y molestias desusadas en cuanto a las irritaciones cutáneas. Aquí (dicen) que eso no ocurre (tanto). Sin embargo, mis picaduras -tres en cada pie-, presentan un aspecto terrorífico. Y eso que no me he rascado: me he aplicado hielo, me he puesto "After-bite" y me he colocado unos apósitos de silicona ("Compeed", que en realidad sirven para ampollas) que me han ayudado bastante, pero que no han curado el picor persistente ni han eliminado el alarmante color morado que han ido adquiriendo las impresentables ronchas. De todos modos, la hija de una compañera del Insti corrió peor suerte: tuvo que guardar cama tras rascarse: su pie se hinchó tanto que no pudo ir a trabajar por no poder calzarse, además de que sufrió tremendos dolores y molestias.
    En fin, queridos míos, que la única suerte que tuve fue que no me picó en la cara.
    EL mosquito es muy pequeño -mide cinco milímetros- y tiene una coloración especial: es negro con las rayas blancas en sus patas y cuerpo. Hay una sola raya blanca abajo del centro de su cabeza y su parte posterior. Por estas rayas le dan el nombre de “Tigre". Lo de "Caníbal" es una propuesta personal.